antipatriarcales, antifascistas, antiimperialistas

antipatriarcales, antifascistas, antiimperialistas

buscar

Síguenos en Twitter:

Insurrectasypunto es integrante de

Apostasía Colectiva en Argentina

Venezuela: Línea Aborto

Información Segura

Telef: 0426 - 1169496

 

Bolivia: El ministro de Educación Roberto Aguilar Gómez, erra y carnerea Imprimir E-mail
Jueves, 20 de Mayo de 2010 00:28

Flavio Dalostto en La opinión Argentina para Insurrectasypunto

 ¿Cuántos aliados del Proceso de Cambio seguiremos perdiendo, después del 4 de abril, cuando fuimos más MENOS que MÁS, cuantitativamente?

Leo con tristeza y decepción la propuesta del Ministro de Educación de Bolivia, el economista Roberto Aguilar Gómez convocando a "carnerear" la huelga de los docentes bolivianos. Este individuo, que no logra resolver y encauzar el reclamo del magisterio, ahora amenaza a los maestros, no solo con quitarles su sustento, sino también con invitar a otros maestros sin trabajo, a que carnereen a sus compañeros, ocupando sus puestos.

Quiero aclarar que soy docente, y que en Argentina a ningún ministro por muy neoliberal que sea, se le hubiera ocurrido proponer semejante bajeza. Ni Alfonsín, ni Menem, ni De La Rúa ni los Kirchner en la nación, ni el peronista Obeid ni el socialista liberal Binner en la provincia de Santa Fe, propusieron jamás que un docente atente contra otro en su legítimo derecho a la huelga.

El ministro de educación de Bolivia, parece haberse corrido a la derecha de la derecha. En Argentina se llama "carnerear", y es uno de los oficios más bajos de la conducta humana, porque es sinónimo de traición, de oportunismo, de ventajería. En Argentina, cuando hay huelga docente se respeta al que quiere dar clases y al que no también. Nadie lo critica, porque estamos en democracia. Eso no tiene discusión. Pero si a alguien se le ocurre carnerear una huelga, lo matan a palos. Es inconcebible que un ministro de un gobierno socialista aliente el sabotaje de un obrero contra otro, por más que no estemos de acuerdo con su medida de fuerza. Pero vemos ya, como, bajo el rubro "socialista", en Bolivia y en el Mundo, navega cualquier cosa y cualquier fulano. Es llamativo que justamente, en Bolivia, con su fuerte cultura sindical, un funcionario salga a alentar enfrentamiento entre maestros, y entre maestros y padres. En Argentina jamás se hubiese permitido.

Otra actitud peligrosa de este economista, que ahora dice no haber dicho, es que con su actitud alienta a las "Juntas de Padres de Familia", a cercar a los maestros y amedrentarlos, a tratar de ¡obligarlos! a volver a las aulas, como si se tratase de las familias guaraníes en semiservidumbre que aún hay por cientos en el Oriente Boliviano. Si, como dice el ministro-economista, hay un 80% de niñas y niños bolivianos que han sufrido violencia escolar, debería en todo caso investigar el origen de esa violencia que no nace en la escuela, y hacer algo en consecuencia.

Es fácil azuzar a pobres contra pobres, utilizando sus frustaciones y resentimientos; para después no hacerse cargo de los episodios de violencia que se registraron en la ciudad de La Paz entre maestros y padres el día de hoy. Una profesora fue apedreada. Y por si alguien se olvidó, los maestros también son padres y madres de familia. Roberto Aguilar Gómez tiene mucha responsabilidad en esos hechos, porque en su incapacidad cae en la soberbia, y con tal de "domar" al magisterio, da rienda suelta a los peores resentimientos de sectores humildes. Todo cae al final sobre el cuello del maestro: cercado por su dirigencia sindical vetadora, por los padres de familia que piden "profesión libre" (o sea, que cualquier fulano sea maestro sin título), por el gobierno que lo amenaza con descontarles los días. ¿No será que ya es tiempo de mirar al problema educativo como un emergente de la sociedad, y no como algo aislado?, más allá de sus dirigentes circunstanciales.

Me preocupa mucho, ¿Cuántos aliados del Proceso de Cambio seguiremos perdiendo, después del 4 de abril, cuando fuimos más MENOS que MÁS, cuantitativamente? Los seguidores del Movimiento Sin Miedo, el Movimiento Sin Tierra, el Consejo de Markas del Collasuyo, los indios de la CIDOB, la Asamblea del Pueblo Guaraní? ¿A éstos también los calificaremos como "enemigos de Bolivia"? Ahora, también los maestros. Pero bueno, tranquilos. Hemos incorporado a los restos de la facista Unión Juvenil Cruceñista a nuestras filas, y ahora tenemos al Papa Maledicto 16 como "gran amigo". ¡Cuánta paciencia con los enemigos, y cuanta impaciencia con los amigos!
Y yo, ¿también seré ahora considerado "enemigo"?

http://la-opinion-argentina.blogspot.com/

 
Joomla 1.5 Templates by Joomlashack