antipatriarcales, antifascistas, antiimperialistas

antipatriarcales, antifascistas, antiimperialistas

buscar

Síguenos en Twitter:

Insurrectasypunto es integrante de

Apostasía Colectiva en Argentina

Venezuela: Línea Aborto

Información Segura

Telef: 0426 - 1169496

 

Bergoglio y la “mentira” Imprimir E-mail
Miércoles, 07 de Julio de 2010 21:25

Página 12

El arzobispo de Buenos Aires, Jorge Bergoglio, sostuvo que el proyecto de ley de matrimonio homosexual conlleva “una pretensión destructiva al plan de Dios” y consideró que de aprobarse “puede herir gravemente a la familia”.

“No se trata de un mero proyecto legislativo (es sólo el instrumento) sino de una ‘movida’ del padre de la mentira que pretende confundir y engañar a los hijos de Dios”, aseveró en un mensaje aparecido ayer en el Boletín Eclesiástico de Buenos Aires. “No seamos ingenuos: no se trata de una simple lucha política, es la pretensión destructiva al plan de Dios”, sentenció el primado argentino.

Y agregó que “el pueblo argentino deberá afrontar, en las próximas semanas, una situación cuyo resultado puede herir gravemente a la familia. Se trata del proyecto de ley sobre matrimonio de personas del mismo sexo”, explicó en la misiva. El primado sostuvo que con esa iniciativa “está en juego la identidad y la supervivencia de la familia: papá, mamá e hijos. Está en juego un rechazo frontal a la ley de Dios, grabada además en nuestros corazones”, precisó.


La ciencia de monseñor

Página 12

Antonio Marino, obispo auxiliar de La Plata, dijo que “según estudios” los homosexuales tienen hasta 500 parejas en la vida, consumen más drogas y las parejas son 30 veces más violentas.

“Las personas que practican la homosexualidad padecen de más ansiedad, tienen más tendencia al suicidio y consumen con más frecuencia estupefacientes. Esto las hace menos amigables a los niños y menos beneficiosas para el Estado.” Esa fue una de las definiciones sobre la comunidad gay fundamentada “según estudios” por el obispo auxiliar de La Plata, Antonio Marino, reproducidas el lunes por la Agencia Informativa Católica Argentina (AICA). El Inadi platense ya había solicitado ayer al titular del Arzobispado de La Plata, Héctor Aguer, que “sopese un poco sus palabras”, luego de que encabezara una marcha el pasado 4 de julio en contra del matrimonio para personas del mismo sexo en la plaza San Martín de esa ciudad.

“¿Qué habrá que enseñar en las escuelas si se aprueba esta ley inicua que se está preparando en el Congreso de la Nación? ¿Habrá que enseñar a los chicos todo lo contrario de la verdad?”, apuró el arzobispo a padres y estudiantes de escuelas religiosas convocados a la plaza San Martín. Ante esto, Pablo Roma, titular del Inadi provincial, consideró que “lo que hay que enseñarles a los chicos es a ser ciudadanos, y para eso lo invitamos a monseñor Aguer a profesar la igualdad de derechos para todos y todas”.

Para no quedar atrás en la ofensiva contra el matrimonio gay, Marino advirtió a la sociedad que la fidelidad “en las uniones homosexuales es muy difícil”, ya que las personas que las integran “tienen hasta ocho parejas por año y hasta 500 en toda la vida” y especificó que “en las uniones homosexuales no hay permanencia. La duración es aproximadamente y en promedio de 1,5 años a 3, según los distintos estudios”. Luego de la descripción estadística, monseñor fundamentó: “Según diversos estudios”.

El análisis del obispo auxiliar continuó señalando que las parejas homosexuales “son abiertas” y “no viven la exclusividad”, por lo que alertó que “en caso de que se impusiera la norma homosexual, habría que suprimir el valor de exclusividad de los matrimonios”.

Marino, que preside la Comisión de Seguimiento Legislativo, consideró que el proyecto de ley de ampliación del matrimonio civil redefine “el matrimonio según la norma homosexual” y apuntó que en los países en que se avanzó en ese camino “la institución matrimonial heterosexual se vio severamente perjudicada”. Además, consideró que las parejas homosexuales “son treinta veces más violentas que las parejas heterosexuales” porque “consumen con más frecuencia estupefacientes”.

Dentro del análisis del “matrimonio según la norma homosexual” alertó que “el lugar para que un niño acceda a su derecho al desarrollo integral es el hogar conyugal estable y sano entre marido y mujer. A partir de la redefinición homosexual del matrimonio, se ha incrementado radicalmente, en esos países, la tasa de niños nacidos fuera del matrimonio”.

En ese sentido, Marino continuó: “Los niños nacidos fuera del matrimonio se ven expuestos a mayor inestabilidad en las relaciones de sus padres, lo que les causa discapacidades psicológicas. Los niños crecidos sin alguna de las dos figuras materna o paterna también tienen trastornos psicológicos”.

Para concluir, el sacerdote sentenció: “Todas las personas (también las que practican la homosexualidad) tienen derecho a casarse. Pero tienen que cumplir con las formalidades de la institución, a saber: el matrimonio tiene que ser entre varón y mujer, no puede ser entre hermanos, hijos o padres, el consentimiento tiene que ser libre y prestado ante un agente público. No se discrimina a los hijos porque no puedan casarse con su padre. Tampoco se discrimina a los homosexuales porque no puedan casarse entre sí”. En pocas palabras: “El derecho a casarse no es un derecho universal”, sentenció monseñor.

Última actualización el Miércoles, 07 de Julio de 2010 21:30
 
Joomla 1.5 Templates by Joomlashack